Reducir el ruido de los electrodomésticos

Probablemente, una de las cosas que más exijas para tu cocina, y en general para tu hogar, aparte de una bonita decoración sea la tranquilidad, el silencio.

Una de las principales demandas a la hora de montar una cocina a parte de la calidad de los materiales y el diseño, es una cocina lo más silenciosa posible.

Los fabricantes de electrodomésticos lo saben y por eso los avances tecnológicos en este campo permiten cada vez más disfrutar de todas las prestaciones de un electrodoméstico con menos ruido.

Si bien es cierto que a pesar de eso hay veces en que el ruido es prácticamente inevitable, como en el caso de una lavadora centrifugando o una campana funcionando a máxima potencia.

En los frigoríficos, normalmente, el causante del ruido es el compresor cuando se sobrecarga. El sistema No-frost es el mejor aliado para ello, pero también es muy importante la colocación. Siempre hay que dejar algunos centímetros entre el frigorífico y la pared, ya que es necesario que el aire circule por la parte posterior del electrodoméstico. Un espacio insuficiente siempre es causante de ruido.

Para los lavavajillas, el mejor avance ha sido la mejora del circuito hidráulico. Con ella se favorece la circulación del agua, aumentando el grosor del material absorbente que recubre sus paredes encargado de minimizar la vibración.

En las campanas, por ejemplo, el mayor generador de ruido es el motor. Por eso los últimos modelos incluyen una aspiración perimetral. La utilización de materiales fonoabsorbentes también han conseguido reducir la sensación de ruido.

Existen muchos y diversos sistemas implementados por las marcas. Ahora sólo queda elegir bien los electrodomésticos a la medida de nuestras necesidades y la correcta distribución del diseño.

No comments yet.

Deja un comentario